comment 0

La ciudad y los días (2ª parte)

El buen gobierno

Puede que haber leído a Maquiavelo en el insti, en clase de Ética creo, me haya ayudado a entender ciertas cosas que ocurren en el seno de algunas organizaciones, me refiero a las profesionales que frecuento, no quisiera que nadie creyera otra cosa a lo largo de todo este fragmento.

Si bien durante un tiempo fui believer de la bioética, tampoco es que haya abjurado de ella, sin embargo hoy en día es probable que no fuera mi primera opción a la hora de analizar los movimientos que te gusten o no, se producen en cualquier organización con seres humanos tratando de hacer cosas. Si además esas acciones resulta que tienen una connotación de activismo político, como todos los activismos, claro, entonces debes de tener preparado el librito de Nicola, así como el de los aforismos de Wilde, para poder ir digiriendo las píldoras que a buen seguro te va a deparar tu compromiso con la organización.

Y todo esto a cuenta de qué, pues probablemente no deje de ser un intento de captar la atención, como cualquiera que publica lo que escribe, sin embargo acontecimientos cercanos en el tiempo que no tengo mayor interés en relatar, me animan a volver a este editor maldito quizás en busca de desahogo, tal vez porque hay cosas que por más que una lo intente, siempre acaban sonando mal.

Es complicado. Siempre lo es. La información, el flujo de la información, a quién le llega y a quién no, es un aspecto común a la hora de conocer las organizaciones. Del mismo modo, la transparencia, forma parte del buen gobierno, que se aleja del propuesto por el brillante italiano. Tener a personas que voluntariamente se posicionan en asuntos delicados para sus propios intereses sin darles todos los datos es ocultarles información. Seguro que habrá buenas razones detrás, esas que suelen pavimentar el camino hacia el infierno.

Madrid, otra vez

Es curioso cómo se fijan a veces los recuerdos, bueno, de hecho es un misterio más de nuestra mente, de nuestra especie. Hace unos días rememoraba una reunión de hace unos pocos años con muchas compañeras/os, alguna ya no está, otras están enfermas, sin guardar en principio relación con la pandemia del coronavirus. Ahora voy a la particularidad para mí, todo lo que ocurrió poco antes de la declaración de la pandemia, es como si hubiera sucedido en un tiempo lejano – esto creo que es bastante generalizado- pero también con un ritmo distinto, con una amortiguación, como con sordina. Así como una se imagina que se puso el mar antes del tsunami de 2004, plano, retraído, raro. Sumado a regresar a un lugar del que guardas intensos recuerdos que se empeña en entregarte una experiencia absurda que no te cuadra para nada.

Seguramente fue la lluvia, la soledad de aquellas salas, la distancia entre personas antes cercanas. Pero la historia ya había sucedido de una manera y no importaba cómo siguiera. Aquella ocasión original, con risas y planes, con toda la vida por delante, fue la buena, como tal se queda.

El espíritu de la acción

Vuelvo a donde empecé, a través de un viaje interno más rápido que hacerlo a través de un agujero de gusano, ese es teórico, lo nuestro es tan real para cada uno de nosotros…Allí me presento con todo a punto para presentar mi alegato, segundos antes de romper a hablar, de romper el silencio, ese que es como una densa nube de vapor de agua. Y me detengo alargando esos milisegundos ya para darme tiempo, ¡tiempo! para algo, para tanto. Mientras suceden cosas a mí alrededor que tienen que ver conmigo pero sobre las que no puedo intervenir, como si estuviera en un sueño de esos paralizantes, viendo cómo se aproximan algunas caras que conozco muy bien pero no reconozco y me hablan con mucho interés, aunque luego las veo hacer muecas de burla entre ellas. Me quiero incorporar y chillarles, pero no me sale la voz, se va hacia dentro. Las figuras se alejan sin girarse, aunque sé que me oyen. Tan pronto las veo como desaparecen. Estoy soñando, estoy soñando, estoy soñando, me digo a mí misma.

Me dan la palabra y ya no quiero hablar.

Filed under: Sin categoría

About the Author

Posted by

Enfermera/nurse. Salud Global, salud digital. Contando historias desde que empec a hablar. Antes en Mkt y RR.PP.

Deja un comentario